Esta técnica natural utiliza un conjunto de técnicas manuales no invasivos, masajes y manipulaciones específicas, para recuperar el equilibrio orgánico.


Su visión holística entiende el cuerpo como la unidad y no cómo un conjunto de órganos o sistemas. Trabajando en la unidad y causa del desequilibrio se pueden compensar y preservar todas las funciones, logrando el bienestar y contribuyendo al estado óptimo de salud.

Aunque la osteopatía se relacione con desequilibrios osteo-articulares y músculo-esqueléticos, esta técnica desarrollada por Andrew Taylor Still equilibra muchas otras funciones, trabajando en el equilibrio de los sistemas cardiovascular, respiratorio, musculo esquelético, linfático, metabólico y nervioso.
Para el sistema nervioso se destaca la osteopatía Cráneo-Sacral en la que a través de un contacto superficial se modulan los procesos naturales del cuerpo.