Aunque la escoliosis no es un problema reciente de la sociedad (como pueden ser otros), la verdad es que cada vez surgen más casos, quizás relacionados con nuestros hábitos de vida.

La falta de ejercicio físico moderado (en exceso, si no supervisado por un profesional, puede llevar también a desequilibrios musculares de la columna) y las malas posturas desde la infancia son, posiblemente, de las causas más probables de escoliosis postural. Y no me refiero apenas con la posición de ver la tele o jugar ordenador, sino también las posturas forzadas por mochilas cargadas de libros, ya sea con o sin ruedas.

Pero, para entender el modo como la escoliosis afecta nuestro bienestar y nuestro estado óptimo de salud, es importante empezar por comprender la importancia de la columna vertebral en nuestra vida.

La columna vertebral

columnaLa columna vertebral es una estructura compleja de 33 vértebras, que va desde el cráneo hasta la pelvis.

Las vértebras son piezas óseas superpuestas y articuladas, base de inserción de varios músculos. Son estos músculos que nos permitirán hacer todos los movimientos a los que estamos acostumbrados, desde girarnos a doblarnos para coger algo que se nos ha caído.

Nuestra columna vertebral juega un papel muy importante en nuestras vidas, teniendo varias funciones:

  1. Protege la medula espinal y los nervios espinales;
  2. Soporta el peso del cuerpo y el cráneo;
  3. Permite la locomoción y una postura adecuada;
  4. Posibilita a flexibilidad del cuerpo;
  5. Ayuda a mantener el centro de gravedad.

¿Qué es la escoliosis?

La escoliosis es un problema de salud en el que hay un cambio en la curvatura fisiológica de la columna vertebral.

escoliosis-1Aunque pueda surgir a cualquier edad, es más común en la etapa de crecimiento rápido (entre los 10 y los 12 años y al inicio de la adolescencia), existiendo una mayor predisposición en el sexo femenino.

Las causas son frecuentemente desconocidas, aunque pueda estar relacionada con enfermedades, predisposición genética o malos hábitos posturales entre otros motivos.

En la mayoría de los casos, si no se frena su evolución, podrá originar graves disturbios en el futuro, tanto a nivel de locomoción como en el equilibrio de los órganos internos.

nina-escoliosis

 

¿Cómo se actúa?

El tratamiento de la escoliosis depende de una serie de factores, como la edad del paciente, el tipo de escoliosis y el ángulo de la curva.

A nivel médico, en casos de curvaturas moderadas o severas, se recurre al corsé ortopédico o cirugía, aunque cada vez es menos habitual si detectado precozmente.

Lo más probable es que se recomiende un programa de control dónde se evaluará periódicamente la evolución de la curvatura.

¿Qué hacer para prevenir y/o no empeorar?

Aunque no se haya comprobado la eficacia del ejercicio en el tratamiento de la escoliosis, este va a ser un pilar fundamental para evitar que empeore la curvatura y también como prevención.

De hecho, la rehabilitación es el camino más común para evitar el corsé ortopédico y la cirugía. El fisioterapeuta indica una serie de ejercicios que fortalecen la musculatura de la espalda y enseña también estiramientos para relajar los músculos.

El trabajo del fisioterapeuta se puede complementar con distintas técnicas de terapias alternativas como la osteopatía y la acupuntura para facilitar el reequilibrio estructural.

En la columna vertebral hay vértebras, músculos y ligamentos que en un estado ideal se encuentran en equilibrio, funcionando el conjunto de una forma perfecta. Si por algún motivo hay un desequilibrio entre los músculos del lado derecho y del lado izquierdo (se encuentran más desarrollados o en tensión frecuente), tirarán con más fuerza de la columna provocando un pequeño desvío en la curvatura.  Asimismo, un desequilibrio entre los músculos de la cadera y los isquiotibiales podría llevar a una rotación del fémur con consecuente desequilibrio estructural de la cadera e inclinación vertebral por compensación, provocando, una vez más, desequilibrios de la musculatura paravertebral.

Son estos pequeños desequilibrios que se pueden moderar con el ejercicio adecuado y otras técnicas que comentaré más adelante.

Al final, lo que se busca será fortalecer la musculatura que está más débil y relajar la musculatura que está en constante tensión (contracción) para que el cuerpo pueda equilibrar su curvatura de un modo natural.

La escoliosis y la osteopatía

La osteopatía tiene como objetivo mejorar el bienestar, relajando la musculatura paravertebral, cintura pélvica y escapular, evitando el aumento de la curvatura y los desequilibrios que conlleva.

Se trabaja en la musculatura local para relajar la que se encuentra muy contraída y fortalecer los músculos más débiles. Es igualmente importante dar atención a los demás músculos para equilibrar posibles desequilibrios compensatorios.

Dentro de la osteopatía, tenemos además la osteopatía craneosacral que, actuando en la armonización del sistema nervioso, ayuda a reequilibrar la musculatura del toda la columna vertebral, desde el cráneo hasta la pelvis.

La escoliosis y la magnetoterapia

La magnetoterapia cuenta con numerosos beneficios, algunos de los cuales son de gran utilidad en casos de escoliosis.

El más trascendente en casos de escoliosis es una vez más el que nos permite relajar la musculatura. El efecto relajante de la magnetoterapia es muy localizado inicialmente aunque con el aumento de las sesiones se consigue sentir el efecto en todo el organismo. Asimismo, si hablamos de escoliosis, lo que buscamos es justo esa relajación local de modo a equilibrar las fuerzas que actúan en la columna vertebral.

Aunque en un estado inicial la escoliosis no produzca dolor, en casos más avanzados, cuando la deformidad de la columna es ya bastante notable, el dolor puede aparecer perjudicando el bienestar. También en este caso la magnetoterapia tiene sus ventajas pues, aparte de los beneficios antes referidos, tiene efecto analgésico y antinflamatorio.

La escoliosis y la acupuntura

Una vez más, lo que se busca será fortalecer la musculatura que se encuentra más débil y relajar el lado más fuerte.

Esto se consigue a través de la estimulación de determinados puntos de meridianos específicos a través de unas agujas muy finas.

Un estudio publicado a finales de 2015 evaluó el efecto combinado de la acupuntura con el tratamiento convencional concluyendo que la acupuntura ayuda a prevenir la progresión de escoliosis, con mejora visible a los 12 meses.

También en 2009, se demostró la efectividad del tratamiento con acupuntura en la escoliosis degenerativa en adultos, en un estudio que se publicó en el “The Journal of alternative Complementary Medicine”.

 

Lecturas adicionales propuestas y estudios científicos consultados:

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18673077

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26591680

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19678786

http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1560-43812014000100011

http://www.scielo.org.co/pdf/recis/v5n3/v5n3a9.pdf

Thomas MA, Therattil M. Scoliosis and kyphosis. In: Frontera WR, Silver JK, Rizzo TD Jr, eds. Essentials of Physical Medicine and Rehabilitation: Musculoskeletal Disorders, Pain, and Rehabilitation. 3rd ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 152

 

La información contenida en esta página web no constituye consejo médico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.