Descubierto por Takatoshi Furumoto en Brasil, durante los años 60, ya era consumido en Florida, Estados Unidos, donde  lo conocían por “hongo de almendra”, por su sabor almendrado.

En 1967, Japón empieza a estudiar las propiedades medicinales de muchos hongos y se verifica que el contenido en betaglucanos presente en el Champiñón del Sol es muy superior al de otras setas medicinales, expandiéndose su cultivo por el mundo.

20160628_203227.jpg

Desde el punto de vista alimentar, es muy apreciado por su consistencia, su intenso aroma y su sabor dulzón.

Su contenido en betaglucanos y su alto contenido en agua hace de este hongo un alimento relativamente caro.

Composición:

  • Todos los aminoácidos esenciales;
  • Minerales;
  • Vitaminas del grupo B y E;
  • Betaglucanos;
  • Proteoglicanos;
  • Lípidos (ácido linoleico y palmitoleico);
  • Esteroles;
  • Ergosterol;
  • Glucomanano

Sus acciones en el estado de salud y bienestar:

Es una seta rica en la enzima tirosinasa (que transforma el aminoácido tirosina en melanina y dopamina), estimulando el metabolismo mitocondrial y aumentando la resistencia celular frente a radicales libres.

A lo largo de los años se han realizado numerosos estudios que han posibilitado el reconocimiento de algunas acciones benéficas de este hongo.

Aunque sea un alimento con muchos beneficios, es aconsejable consultar con un profesional, principalmente si se está realizando una terapia medicamentosa, con la que pueden existir interacciones.

Hepatoprotectora – Se ha verificado que el consumo de champiñón del sol facilita la reducción de enzimas hepáticas (transaminasas GOT, AST, GPT, ALT, bilirrubina y ferritina), siendo un apoyo en desequilibrios y afecciones hepáticas.

Antioxidante – El champiñón del sol potencia el metabolismo mitocondrial además de contener enzimas antioxidantes (superóxido dismutasa, glutatión, catalasas, lacasas, pectinasas). Esta capacidad antioxidante podrá tener interés en la prevención de algunos desequilibrios relacionados con la degeneración celular.

Inmunorreguladora – Aumenta el número y actividad de macrófagos y células NK, al mismo tiempo que incrementa los linfocitos Th1, aumenta la segregación de interleuquinas IL-12 y la síntesis de interferón-gamma. Aunque su acción parezca ser de potenciar el sistema inmunitario, en realidad tiene una acción inmunorreguladora, con efecto antihistamínico, pudiendo ser una buena opción en casos de alergias.

Antitumoral – Ensayos de laboratorio parecen demostrar  que los polisacáridos del Champinón del sol presentan toxicidad selectiva que provocan la apoptosis de las células tumorales. Este efecto se ve incrementado con la acción del hongo en el sistema inmunitario (principalmente la activación de las células NK) y la actividad del ergosterol (la acción de la vitamina D en el organismo). Algunos estudios recientes parecen indicar que el Champiñón del sol mejora la respuesta a la quimioterapia, reduciendo gran parte de los efectos secundarios (sin embargo, antes de complementar la quimioterapia con el champiñón del sol, es conveniente pedir la opinión de un profesional de salud).

Antimutagénica – En algunos estudios se han obtenido resultados que parecen indicar una cierta acción en la reconstitución del ADN afectado por la exposición a la radiación UV. Se necesitan más estudios para comprobar la efectividad del champiñón del sol en este caso, pero la información actual es prometedora.

Antidiabética – Experimentos realizados con ratones diabéticos indican que la acción del hongo en el sistema inmunitario impide el progreso de la enfermedad autoinmune (Diabetes mellitus I) y protege las células beta. En la Diabetes mellitus tipo II, el alto contenido en fibras, pectinas y vitaminas del grupo B ejercerá un efecto hipoglucemiante. También en prevención este hongo parece jugar un papel importante, estimulando la producción de adiponectina por los adipocitos, con la consecuente disminución de la resistencia a la insulina, favoreciendo el metabolismo de la glucosa.

Hipotensora – La tirosinasa relaja la musculatura arterial, lo que confiere al champiñón del sol una acción hipotensora.

Quelante – Facilita la eliminación de sustancias tóxicas y metales pesados, acción muy importante en la actualidad, por el estilo de vida y la calidad de alimentos y agua.

Mucho queda por decir de este hongo que tanto nos aporta, pero con lo dicho ya podemos  empezar a disfrutar de este alimento de un modo más consciente.

Hasta pronto,

Idália Viviana

 

La información escrita fue resultado de varios años consultando estudios científicos e información sobre el Agaricus blazei.

Dejaré  de los estudios más recientes:

Effect of a Medicinal Agaricus blazei Murill-Based Mushroom Extract, AndoSan™, on Symptoms, Fatigue and Quality of Life in Patients with Ulcerative Colitis in a Randomized Single-Blinded Placebo Controlled Study http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26933886

Agarol, an ergosterol derivative from Agaricusblazei, induces caspase-independent apoptosis in human cancer cells http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26893131

Effect of mushroom Agaricus blazei on immune response and development of experimental cerebral malaria. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26260055

Chitosan oligosaccharides in combination withAgaricus blazei Murill extract reduces hepatoma formation in mice with severe combined immunodeficiency. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25760985

 

One response to “Champiñón del Sol (Agaricus blazei)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.